Social Selling

¿Qué es el Social Selling y cómo ayuda a tu negocio?

Social Selling:

Realizar un buen uso de las redes sociales para vender vuestros productos, de forma que potencias el canal de comunicación con los clientes ya existentes y con los potenciales.

Transforma:

Tu forma de vender con Social Selling con LinkedIn y Sales Navigator para lograr tus objetivos comerciales.

Ventajas del Social Selling

1- Visibilidad.

Las redes sociales y, en general, Internet te permiten estar en el punto de mira de muchos clientes potenciales que pueden incluso residir muy lejos de tu espacio físico de trabajo.

 

2- Menos inversión.

El trabajo con redes sociales se puede desarrollar de forma orgánica –gratuita- y, en caso de hacer una inversión, esta suele ser mucho menor y con mayor impacto que la publicidad off line.

 

3- Evitas puerta fría.

Te permite acercarte a tus clientes sin resultar invasivo/a y permitiendo detectar su interés en unos u otros productos de los que le haces llegar. Además, puedes establecer una comunicación previa y posterior a la compra para ver posibles puntos de mejora y hacer un seguimiento.

 

4- Ahorras tiempo.

Puedes gestionar varias visitas comerciales a la vez ya que las redes sociales te permiten tener conversaciones en paralelo. Además, suelen ser conversaciones más resolutivas que se solventan en poco tiempo y van más al grano; el cliente se siente más cómodo para preguntarte sus dudas directamente o avisarte más rápido si no le interesa o si le gustaría añadir algún extra al producto.
Gracias al Social Selling inviertes menos tiempo en la negociación, pero la aproximación es más rápida.

 

5- Marca humana.

Crear una marca humana con la que el cliente se identifique se ha vuelto imprescindible. Las personas quieren negociar con personas, y buscan a la persona tras la marca o empresa. Los modelos de venta basados en Social Selling tienen la gran ventaja de que, al aproximarte al cliente de forma natural, eres percibido por él como una persona concreta, y no como una marca impersonal que trata de venderle algo.

 

6- Detección y escucha activa.

Gracias al contacto directo con el cliente, identificarás más rápido quién es el decisor en el momento de la compra y podrás buscarle directamente a él/ella –en LinkedIn, por ejemplo- para tener una conversación de tú a tú.

Gracias a las redes sociales, puedes identificar a esa figura clave e incluso cómo le gusta que se comuniquen con él/ella para llevarlo a cabo.

Si quieres conocer más beneficios del Social Selling para tu negocio estaré encantada de poder ampliarte la información y de enviarte un presupuesto que se ajuste a tus necesidades.

Scroll Up